Ese viejo cascarrabias

 

Londres. Palacio del Parlamento Inglés, sobre el Támesis

Años cincuenta

 

Sir Winston Churchill, el reputado Premier inglés a quien Mauricio Vargas califica de " viejo cascarrabias", realiza la inducción a la vida parlamentaria a un novel diputado. Recorren el edificio, le enseña la arquitectura y, de paso, se jacta de la grandeza del sistema político británico. -Apreciable incluso artísticamente- dice. Se adentran en las oficinas y dependiencias, el salón principal; le enseña la manera en la que se organizan los partidos en las sesiones y, en general, el funcionamiento del parlamento.

 

Estando en el salón principal, situados en uno de los apartados con asientos para los parlamentarios, dice el jovencito:

   — A ver si entendí bien. En este lado nos ubicamos nosotros y allá -señalando los estrados de enfrente- se sitúan los enemigos.

   — No; replica Churchill. Allá (en el lado opuesto al de ellos) están los opositores. Aquí -sentándose en el lugar en el que están- se ubican nuestros enemigos.

 

 

post scriptum. ¿Quién nos ronda? ¿Dónde están los enemigos? ¿Son realmente uribistas los uribistas?

Comments (1)

On domingo, marzo 05, 2006 11:45:00 p. m. , Katita dijo...

mish mish.

Estaba leyendo hace poco un libro acerca de Enrique VII, no sabía quien era. Estaba en la familia real cuando ocurrieron las guerras. O era Rey, todavía no llego, pero ya nombraron a Churchill.

saludos!